El Madrid remontó contra el Getafe

El Madrid remontó contra el Getafe
Comparte este artículo
Autor: 1

Las crónicas de los diarios deportivos que resumen el partido disputado entre el Real Madrid y el Getafe dedicarán un párrafo a los primeros 80 minutos y el resto del periódico a los últimos cinco. Alfred Hitchcock se hizo presente en el último capítulo del encuentro para escribir un guión de infarto, donde la realidad era superada por la ficción en cada jugada. Entre tanta locura, el equipo blanco consiguió la cordura y logró una victoria agónica gracias a un gol de Higuaín en el último minuto.

Los de Juande vuelven a mantenerse firmes en su lucha por conseguir que el Barça no gane la Liga. El Getafe jugó más y mejor que el Madrid. Mucho más y mucho mejor. Sin embargo, el resultado no les hizo justicia. Se adelantaron en la primera mitad con un cabezazo de Soldado ante el que nada pudo hacer Casillas. Durante el resto del primer periodo, nada.

Falta de actitud, falta de talante, falta de casi todo en los blancos, que recurrieron al milagro para que Higuaín empatase a uno en la última jugada de la primera parte, aprovechando un batiburrillo en el área azulón.

Juande miró al banquillo y descubrió que la única solución que tenía disponible era Robben, que no salió de titular debido a molestias físicas. Las predicciones que apostaban por la precaución demostraron ser correctas cuando el holandés tuvo que abandonar el campo lesionado a los 15 minutos. Desde ese momento… la locura.

Albín hizo el 1-2 en el minuto 83. Cuando todos veían la Liga en Barcelona, Guti sacó brillo a su bota empatando de falta directa sólo dos minutos más tarde. Luego Pepe cometió penalti sobre Casquero, al que agredió y remató brutalmente. El del Geta debió de quedar convaleciente porque se jugó la permanencia de su equipo lanzando el penalti a lo Panenka. La gracia sólo la entendió Casillas, que detuvo el lanzamiento sin despeinarse.
La grada era un clamor.

Nadie lo veía posible, pero todos intuían que el Madrid se llevaría los tres puntos. Fue Higuaín el que devolvió la emoción a la Liga y provocó la afonía de los aficionados presentes en el Bernabéu al inventarse un zurdazo que se coló en la escuadra de la portería del Getafe.

El Barcelona no las tiene todas consigo. El guión empieza a parecerse demasiado al que hace dos temporada le predestinó a perder un campeonato que tenía ganado y que aún se pregunta cómo perdieron. Ante el Sevilla, tienen la primera ocasión de demostrar que el final va a ser diferente.

Imagen

Comparte este artículo