Palas de pádel: materiales empleados

Palas de pádel: materiales empleados
Comparte este artículo
Autor: Comentar

En los últimos años, el pádel está ganando cada vez más adeptos. Un juego que comenzó a practicarse a mediados de los ochenta, pero que es ahora cuando está consiguiendo un auténtico boom. Una pelota, unas palas y un campo reglamentario es lo único que necesitamos para disputar un partido y soltar adrenalina.

palas de pádel

Hoy nos toca hablar precisamente de las palas que, según la FEP (Federación Española de Pádel) deben tener un máximo de 45,5 centímetros de largo, 25 centímetros de ancho y 38 milímetros de grosor de perfil.

Una de sus principales características es que está perforada por una serie de agujeros en la zona central de 9 a 13 milímetros de diámetro.

Por otro lado, la pala se ha de llevar obligatoriamente sujeta a la muñeca con un cordón o una correa a modo de protección contra accidentes.

¿Qué materiales forman las palas de pádel?

Pero, ¿cuáles son principalmente los materiales empleados para la fabricación de las palas de pádel?

palas de padel materiales

  • Fibra de carbono: las palas de fibra de carbono aportan ligereza, resistencia y rigidez, y suelen ser las más caras. Ofrecen mucha más pegada que el resto, pero a su vez menos salida de bola. Lo mejor de ellas es sin duda su poco peso y su mayor resistencia. 
  • Fibra de vidrio: más barato que las anteriores, es el material por excelencia a la hora de fabricar unas palas de pádel. A diferencia de la fibra de carbono, esta última tiene más salida de bola pero menos pegada.
  • Goma E.V.A: otro material muy usado para la fabricación de palas de pádel. Suelen ser duras, con gran potencia de pegada, pero con menor velocidad de bola, lo que nos obliga a golpear con más fuerza. Son palas muy resistentes y duraderas.
  • FOAM: también se le conoce como espuma de polietileno, son palas blandas de menos control y pegada pero con mayor salidad de bola. No son tan duraderas como las anteriores, aunque su tacto es más blando.
  • Polietileno: muy parecidas a las anteriores, y su diferencia estriba en que son más duraderas y absorben mejor las vibraciones a la hora del control y la pegada.
  • Grafito: no es un material que lleven muchas palas, aunque estas son bastante ligeras y resistentes.

  • Fibra de aluminio: tampoco se usa mucho, aunque si se mezcla con carbono se obtienen muy buenos resultados tanto en potencia como en control

Hay otro grupo de elementos como el titanio, el kevlar, el composite, el epoxy, el caucho y la masilla que también se usan para la fabricación de palas de pádel, pero en mucha menor medida que las anteriores.

A la hora de elegir la vuestra solo tenéis que ver cuál es la mejor que se adapta a vuestras necesidades. Ligereza, flexibilidad, buen golpeo, mayor control… son algunos de los aspectos a tener en cuenta para comprar nuestra pala.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Otros deportes
Comparte este artículo