Liga: Barcelona 1-0 Real Madrid

Liga: Barcelona 1-0 Real Madrid
Comparte este artículo
Autor: 3

Un clásico siempre es un clásico. Las previsiones sólo sirven para calentar el ambiente de un partido que se disputa tres veces: antes, durante y después de los noventa minutos que dura el encuentro. Si hasta el pitido inicial casi todos lo guiones indicaban que el Barcelona se tendría que llevar el partido de calle, por lo visto en la primera parte, el Real Madrid mereció irse al descanso con algún gol de ventaja debido a un par de claras ocasiones que la pericia de Valdés impidió que terminasen en la red.

Ibrahimovic

Porque el Barcelona dispuso la posesión de la pelota, pero por sorpresa, no sabía qué hacer con ella. El pase al compañero que se tenía más cerca no servía para nada más que para alargar jugadas sin resultado óptimo. Mientras tanto, Cristiano Ronaldo y Kaká aguardaban arriba a que les llegara un balón para robar las espaldas a la zaga azulgrana. En uno de estos robos, Cristiano estuvo a punto de inaugurar el marcador, pero cuando ya estaba celebrando el tanto, la punta de la bota de Víctor Valdés impidió el tanto. La pólvora la tenían mojada los blancos, pero la cara de susto la tenían los azulgranas que estaban ante un guión diferente al que tenían previsto. Lo mejor que pudo pasar a los de Guardiola fue la llegada del descanso. Un buen momento para poner las ideas en orden.

En la segunda mitad no cambió demasiado el escenario. El Barcelona tenía la presión por tener que ganar un partido que no debía dejar de escapar ante su enemigo favorito. Sin embargo, Pellegrino vio como el reloj de arena que marcaba el tiempo máximo que podía estar Cristiano Ronaldo en el campo se estaba terminando por decisión irrevocable de los médicos que miman su lastimado tobillo.

El clásico dio un giro cuando entró en el campo el sueco Ibrahimovic por un desdibujado Henry. El delantero no desaprovechó un centro teledirigido de Dani Alves para adelantar a los azulgranas. Lo peor para los blancos no fue el tanto, sino la obligada sustitución de Cristiano Ronaldo, que fue reemplazado por Benzema.

El Real Madrid se enfrentó ante un panorama casi imposible. Busquets echó una mano a la posible reacción blanca autoexpulsándose con una mano de infantil. Jugar contra diez dio ánimo a los visitantes. Decidieron abrir el juego ampliando sus opciones ofensivas por la banda.. Kaká hizo su mejor partido vestido de blanco para convertirse en una pesadilla para la zaga de los de Guardiola.

El árbitro también tuvo su parte de protagonismo al obviar un claro penalti de Piqué ante el que prefirió hacer la vista gorda para no enfadar a la hinchada local. Otras decisiones suyas también fueron muy discutidas. Para el paladar del aficionado objetivo siempre quedará un ligero regusto casero. Es lo más fácil.

Finalmente, el Barcelona se llevó los tres puntos del partido y lo que es mejor, el liderato y un golpe de autoridad moral gracias a los tres puntos. Lo que queda claro es que espera un campeonato liguero muy igualado que cuenta con los mejores jugadores del mundo. Disfrutemos de los momentos y jugadas que nos ofrezcan.

Ficha del partido:

Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Abidal, Xavi, Sergio Busquets, Keita (Touré Yaya, min.66), Messi, Iniesta y Henry(Ibrahimovic, min.51).
Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Albiol, Arbeloa (Raúl, min.75), Lass Diarra, Xabi Alonso, Kaká, Marcelo, CristianoRonaldo (Benzema, min.66) e Higuaín.
Gol: 1-0, m.56: Ibrahimovic.
Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio navarro). Mostró tarjeta amarilla a Arbeloa (min.34), Albiol (min.41), Pepe (min.69) y Marcelo (min.79) y expulsó por doble amonestación a Sergio Busquets (min.50 y 63) y Lass (min.48 y 90).
Incidencias: Partido de la duodécima jornada de Liga disputado en el Camp Nou ante 97.132 espectadores.

Imagen de wikipedia

Comparte este artículo