Juande Ramos es el alma del Madrid

Juande Ramos es el alma del Madrid
Comparte este artículo
Autor: 2

Los números de Juande Ramos al frente del Real Madrid están ahí. Cogió a un equipo destrozado física y moralmente y lo ha convertido en ganador. La mala sombra de Bernd Schuster no ha sido lo suficientemente alargada como para tapar el talento y preparación del técnico manchego, que desde que ha cogido a los blancos ha conseguido 15 victorias en 17 partidos en el campeonato liguero.


A Juande no le tembló el pulso cuando se decidió a dar el sí al ya ex presidente Ramón Calderón. No le importó que en sus primeros cinco días tuviera dos partidos en los que se jugaba la vida en la Champions y en la Liga. Al Zenit de San Petersburgo lo derrotó en el Santiago Bernabéu (3-0) y consiguió el pase para los octavos.

En Liga, su rival era el Barça de Guardiola en el Camp Nou.Todos los pronósticos apuntaban a una goleada sencilla para los locales. Los culés se frotaban las manos pensando en humillar a su eterno rival. Lejos de amilanarse, el Madrid saltó al césped con garra y convencido de poder dar la sorpresa.

Con un equipo lleno de remiendos aguantó 80 minutos el empate a cero. A pesar de la derrota (2-0), el efecto Juande empezaba a hacer efecto en una plantilla que necesitaba un revulsivo que disimulase su aparente falta de calidad.

Desde ese día, ha aguantado la crisis institucional que terminó con Vicente Boluda como presidente. Ha reducido la diferencia de 12 puntos con los azulgranas a sólo seis, colocando al Madrid como claro favorito a arrebatarle otra vez un título en las últimas jornadas al Barça. Ha igualado con siete el número de victorias consecutivas logradas a domicilio. Ahora, la defensa no es una puerta abierta a cualquier delantero rival que le apetezca marcar un gol. Casillas le da las gracias en cada rueda de prensa porque vive más tranquilo con Juande Ramos como técnico.

En su periplo como técnico blanco sólo hay un pero, la eliminación en la Liga de Campeones contra el Liverpool de Rafa Benítez. La quinta temporada consecutiva que no se alcanzaban los cuartos y que se le recriminó a un técnico que fue contratado para cambiar la tendencia. Un borrón para un escribano que está escribiendo con la mejor caligrafía posible su paso por el Real Madrid.

Comparte este artículo