Federer, rey de Caja Mágica

Federer, rey de Caja Mágica
Comparte este artículo
Autor: 4

Rafa Nadal recuperó su condición humana ante Roger Federer en la final del Master Series de Madrid. El manacorí no pudo más y tuvo que doblegarse ante un rival que llegó mucho más entero a la final. Las cuatro horas que estuvo en la pista central en día anterior ante Djokovic fueron un lastre demasiado pesado para combatir ante uno de los mejores tenistas de la historia.

Las 12.000 personas que abarrotaban la pista central, la Manolo Santana, esperaban con muchas ganas un duelo entre los dos mejores tenistas de la actualidad y que no se repetía desde la final del Abierto de Australia, fecha que pasara a los anales de la historia por las lágrimas de impotencia de Federer tras caer derrotado por Nadal.

En esta ocasión, el guión fue diferente. El encuentro, el vigésimo duelo entre ambos tenistas, sorprendió por su ritmo rápido y juegos cortos, más propios de un choque sobre pista rápida que un partido sobre tierra batida. El mismo comenzó a favor de Rafa Nadal, que en los seis primeros juegos del partido firmó dos juegos en blanco al servicio y gozó de dos bolas de break que supo defender Federer.

El suizo fue de menos a más, siempre jugando al límite cada golpe, metiéndose en la puja poco a poco. Federer castigó el revés de Nadal y obtuvo su recompensa en el noveno juego, cuando rompió el servicio de Rafa en la primera opción de la que dispuso. Luego, cerró la primera manga tras 41 minutos de juego con un autoritario juego en blanco.

En el segundo, Federer se limitó a esperar su oportunidad, conocedor que la condición física de Nadal iba disminuyendo conforme pasaban los minutos.

Y no la desperdició, en la primera oportunidad de break le rompió el servicio al español, que aunque tuvo dos oportunidades para ganar el saque del suizo en el último juego, finalmente vio como caía derrotado en su tierra batida

Comparte este artículo