Eurobasket 2011: España gana, pero no convence

Eurobasket 2011: España gana, pero no convence
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Comenzó el Eurobasket de Lituania con la disputa de las dos primeras jornadas de la primera fase de grupos. España llegaba con algunas dudas a este Europeo y por ahora ahí siguen, a pesar de que sigue siendo la favorita para conseguir el título, revalidando el conseguido hace tan solo dos años en Polonia.

España-Portugal< /p>

España da la sensación de tener dos equipos en uno. En el primero encontramos unos brillantes hermanos Gasol y un soberbio Navarro. El problema es que en ese primer grupo de estrellas deberían estar varios jugadores con un peso importante ya en la selección: Rudy, Ricky, Calderon y el propio Ibaka, que todavía no han demostrado todo el nivel que tienen. Y luego hay un segundo grupo: Llull, Claver, San Emeterio cuya aportación está siendo casi nula.

El primer partido ayer contra una débil selección como Polonia puso de manifiesto esta situación, con el dúo Pau-Navarro aportando la práctica totalidad de puntos de nuestro equipo. Suficiente contra equipos pequeños, pero que cuando lleguen las grandes selecciones resultará insuficiente. Los polacos, con un juego muy básico, nos pusieron en serios aprietos, mientras la ÑBA dio la sensación que salió muy relajada al parquet, a sabiendas de su clara superioridad. La segunda parte, España se dejó ir y a punto estuvo de llevarse una sorpresa.

Hoy en cambio nos enfrentábamos contra una selección aún más débil, Portugal, y aunque las sensaciones han mejorado un poco, sigue siendo preocupante la falta de concentración en determinados momentos, así como la escasa aportación de algunos jugadores. Gasol sigue dominante, Navarro muy fino en el tiro y Marc aportando bastante. La mejor noticia ha sido el despertar de Calderón, Reyes y Rudy, que han mejorado su aportación respecto al debút. En cambio, Rudy, Claver, Llull y San Emeterio siguen flojísimos. A pesar de todo, el resultado final de 87-73, no muestra la abismal diferencia entre los dos equipos. En otras competiciones, España iba arrasar a sus rivales, algo que ahora no sucede.

Puede que esta situación se haya dado por la debilidad de nuestros rivales, pero a partir de mañana los rivales serán mucho más complicados y vamos a necesitar máxima concentración para afrontar la segunda fase con el mayor número de victorias posibles. Esperemos que contra Gran Bretaña nuestra selección juegue con mucha más alegría y se comiencen a mejorar aspectos como la defensa, muy pobre también por ahora.

Comparte este artículo