Canceladas las dos primeras semanas de la temporada de la NBA

Canceladas las dos primeras semanas de la temporada de la NBA
Comparte este artículo
Autor: Comentar

A pesar de que todavía había esperanzas de que se pudiera dar fin al lockout, la realidad se acabó por imponer en la última reunión celebrada ayer. La NBA ha decidido cancelar las dos primeras semanas de la temporada, por lo que, como muy pronto, no tendremos liga hasta el 14 de noviembre.

NBA-Lockout

La decisión fue tomada después de no llegar a ningún acuerdo entre propietarios de los equipos y la Asociación de jugadores para firmar un nuevo convenio laboral que pondría fin al cierre patronal. Y lo peor de todo, es que las expectativas de que la situación mejore son muy pocas, ya que las posturas entre ambas partes no sólo no se han acercado, sino que se han distanciado incluso más. Nadie cede y así será casi imposible que se llegue a un acuerdo que ponga fin a esta situación. Por lo que no sería de extrañar que se cancelen muchas más semanas de competición y, a día de hoy, que incluso se cancele la temporada completa.

El comisionado de la NBA, David Stern, fue el encargado de anunciar la cancelación de todos los 100 partidos programados hasta el 14 de noviembre, situación que no se daba desde la temporada 1998-99. Además, expresó la gran preocupación existente ya que “ambas partes están muy separadas en casi todos los asuntos claves. Simplemente hay un mar que nos separa”. De hecho, la situación ha quedado en punto muerto y ni se sabe ni cuando se volverán a retomar las negociaciones.

Lockout-Stern

Ahora, como suele ser habitual, todos se echan las culpas de la falta de acuerdo. Por un lado, desde la NBA se advierte que no habrá acuerdo hasta que se garantice una liga competitiva e igualdad entre los 30 equipos, así como una compensación justa y no desorbitada de los jugadores. Por el lado de los jugadores, el presidente de su sindicato, Derek Fisher, señalaba que ellos no han sido los que han tomado la decisión de cancelar estos partidos.

Lo que es seguro es la sangría económica, con millones de dólares de pérdidas, que va a generar esta situación a todas las partes. De hecho, la cancelación de la pretemporada ya había generado unas pérdidas de unos 200 millones de dólares, según la propia NBA. Así que nos podemos hacer una idea de la gravedad de la situación, y justo en un momento en que la NBA recuperaba el nivel de beneficios y la importancia que había perdido durante algunos años. Además, hay que tener en cuenta que el baloncesto es el tercer deporte por importancia en Estados Unidos, por lo que al final puede originar que los aficionados se centren en otros deportes y provocar una crisis insostenible en la mejor liga del mundo de baloncesto.


Se estima que los jugadores dejarán de ganar unos 350 millones de dólares en conjunto por cada mes de competición que no se celebre. Peor es la situación de las franquicias, que al final son las que pagan a sus jugadores, ya que sólo por las entradas dejarán de ingresar en sus arcas 83 millones de dólares por estas dos semanas. A lo que habría que sumar las enormes pérdidas procedentes de las retransmisiones televisivas si se mantiene el lockout más tiempo.

En definitiva, una situación insostenible y que ahora mismo no se le ve solución alguna, ya que ninguna de las partes quiere ceder en sus pretensiones. Mientras los aficionados vemos como nos podemos quedar este año sin disfrutar de la NBA. A río revuelto, ganancia de pescadores, deben estar pensando algunos equipos europeos ante el posible éxodo de estrellas de la NBA si se extiende el lockout.

Vídeo perteneciente a ESPN

Comparte este artículo