La Caja Mágica se estrena en Madrid

La Caja Mágica se estrena en Madrid
Comparte este artículo
Autor: 4

Madrid ha demostrado que no bromea en su intención de albergar los Juegos Olímpicos de 2016. Ante los miembros del Comité Olímpico Internacional presumió de tener ya construidos el 80 por ciento de las instalaciones necesarias para celebrar las olimpiadas. En los últimos días ha presentado a la joya de la corona. La famosa Caja Mágica, donde se celebrarían las pruebas de tenis.

caja-magica

El recinto del complejo deportivo es un centro multifuncional construido en acero, madera y vidrio diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault. Está localizado en el Parque Lineal del Manzanares en un espacio de diecisiete hectáreas que incluye grandes zonas ajardinadas.

La flexibilidad de sus diferentes configuraciones permite la organización de eventos de todo tipo. Además de los deportivos, también se puede organizar presentaciones, espectáculos y convenciones.

El recinto principal es la Caja Mágica. Su superficie es casi cuadrada, mide 167 metro de largo por 159 de ancho. Su altura es de 34 metros. En su interior hay tres pistas de tenis y los locales necesarios para organizar cualquier evento.

Durante estos días se celebra el Máster Series de Madrid, con mil puntos ATP en juego. Lo que debería de ser una fiesta y una lluvia de elogios se ha convertido en todo lo contrario. Los tenistas se han mostrado muy críticos con la superficie, a la que achacan que produce botes irregulares en algunas zonas.

Además, el intento de teñir la tierra batida de azul para las próximas ediciones ha contado con el rechazo de los dos mejores tenistas del momento, Rafa Nadal y Roger Federer. Los dos jugadores abogan por mantener la tradición y mantener el color natural de la tierra. Además, el manacorense se ha mostrado crítico con la altura a la que se disputa el torneo (600 metros), que perjudica a los especialistas en tierra ya que la bola bota más alta y coge más velocidad.

Confiemos en que a medida que avance el torneo se limen las asperezas entre un proyecto lleno de ilusión y la realidad de unos deportistas profesionales que huyen del espectáculo gratuito y no deportivo.

Comparte este artículo