El Barça no tiene miedo

El Barça no tiene miedo
Comparte este artículo
Autor: 2

El Barcelona se ha complicado la vida en la Liga de Campeones. El conjunto catalán no cumplió los pronósticos que poco menos que vaticinaban una goleada al Chelsea y no pudo pasar del empate sin goles ante el equipo inglés. Una pequeña cura de humildad que les recordará que los encuentros no se ganan en la euforia de las portadas de la prensa catalana y sí sobre el terreno de juego.

foto: hitsport

foto: hitsport

Los azulgranas se encontraron ante un rival que encontró el botín del empate, que fue lo que perseguía en vista del planteamiento algo conservador de su entrenador Guus Hiddink. El holandés renunció a la vocación ofensiva que tienen todos los holandeses en el DNI para apostar por un estilo italiano. Inculcó a sus jugadores una mentalidad práctica, en lo que lo fundamental fuera no encajar goles para luego intentar buscar la sorpresa en algún contragolpe.

Si bien el equipo de Guardiola llevó la iniciativa durante la mayor parte del partido, tampoco se tradujo en ocasiones de gol. Destacó la ausencia de Messi. El argentino renunció al protagonismo que tiene cuando el balón pasa por sus pies. Su candidatura al balón de oro se convirtió en plata. Parece que el delantero está cansado, quizá agotado. Si los síntomas se confirman, el Barça tiene un problema de aquí a final de temporada.

La peor noticia para el Barcelona es que el tiempo no para. No puede relajarse. En los próximos quince días puede convertir una temporada que se boceta como gloriosa en decepcionante. El técnico azulgrana no debe olvidar que el crédito se gana a base de títulos y no de buen juego. En unas pocas horas, pueden dejar la Liga resuelta si ganan al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, pero una derrota, les puede costar un título que ya habían alzado hace un par de meses. Que anden con cuidado.

La frontera entre el éxito y el fracaso es una línea muy fina. El Chelsea la ha hecho aún más delgada y, dependiendo de lo que pase el sábado, el Madrid la puede hacer casi invisible.

Comparte este artículo