Pau Gasol brilla en la NBA

Pau Gasol brilla en la NBA
Comparte este artículo
Autor: 3

Quién nos iba a decir hace unos pocos años que íbamos a tener a un jugador español luchando por conseguir el título de campeón de la NBA. Además, no jugando en un equipo mediano o de segunda fila. Todo lo contrario. Como titular en Los Ángeles Lakers, el equipo con más glamour y leyenda de la mejor liga de baloncesto del mundo. Pues sí, hoy abrimos los ojos y vemos como Pau Gasol es uno de los pilares fundamentales del equipo angelino.

El espigado jugador catalán ha revolucionado la mentalidad del deportista español que salía de nuestras fronteras. Adiós a los complejos. Ya no somos inferiores a nadie. Podemos competir contra el que sea. Y no sólo lo piensa, sino que lo dice y presume. Los genes nacionales están muy cotizados.Gasol es un rebelde. Junto con Fernando Alonso o Rafa Nadal ha cambiado la imagen de nuestro deporte.

Poco a poco, a base de esfuerzo y sacrificio, Pau ha ido creciendo como jugador. El tirón definitivo lo logró en Lisboa hace 10 años, cuando logró coronarse campeón del Mundo junior. A su lado tuvo a compañeros que también son estrellas hoy en día. Incluso alguno de ellos, Raúl López y Juan Carlos Navarro, también han estado en la NBA. En la Liga ACB gozó de la confianza del técnico que por entonces tenía en el Barcelona, Aíto García Reneses. El entrenador supo ver el valor del diamante en bruto que tenía entre sus manos. Lo pulió de la mejor forma posible, con minutos sobre el parqué. El de Sant Boi respondió a la perfección.

Pronto quedó claro que la liga española se le quedaba pequeña. Necesitaba nuevos retos. A sí fue, en 2001 fue elegido en la tercera posición del draft. La mejor posición que hasta ese momento había logrado un europeo. Los seis años que pasó en los Grizzlies le sirvieron para convertir sus miedos en respetos, y sus respetos en credenciales ante sus rivales. Logró transformar la debildad de un equipo sin historia en competitivad, clasificándose para los play offs. Su mayor hito fue el jugar para el all star de 2005.

Fue su consagración definitiva. En 2008, los Lakers consiguieron hacerse con él. El sueño de jugar al lado de Kobe Bryant, el mejor jugador de la NBA, también lo había logrado. La temporada anterior logró jugar la final del campeonato, que finalmente perdieron ante los Boston Celtics. El mal sabor de boca que le dejó, se lo puede enjuagar si este año logra el anillo de campeón. Apuesto a que sí.

Imagen

Comparte este artículo