La selección española enamora

La selección española enamora
Comparte este artículo
Autor: 1

España suma y sigue en su camino de preparación para el Mundial de fútbol que se celebrará en Sudáfrica el próximo verano. El combinado nacional tiene el don de convertir en sparring a cualquiera de los rivales a los que se enfrenta. En esta ocasión, era la correosa y siempre muy competitiva Argentina el enemigo al que tenía que derrotar.

selección española

Y lo volvió a hacer de la mejor forma que conoce, con su fútbol de toque y clase. Los jugadores del centro del campo son unos virtuosos del balón. Pero no se pierden en pases inútiles. Cada vez que el balón entre en contacto con sus pies se revaloriza. Es un placer ver a la Roja. Xabi Alonso, Xavi e Iniesta convierten cada jugada en una obra de arte que podría estar colgada en cualquiera de los museos que hay. El problema, es que no hay ninguna pinacoteca con la capacidad suficiente como para almacenar tanto arte.
Lo peor que se pudo ver es el juego duro y sucio de la albiceleste, que cruzó los límites de la legalidad por la permisibilidad del colegiado Allan Kelly que debió de expulsar a más de uno de los pupilos de Maradona.

Ficha del partido
España: Casillas (Reina, m.88); Sergio Ramos, Puyol (Raúl Albiol, m.46), Piqué, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Cesc, m.61), Iniesta (Navas, m.82), Silva (Negredo, m.65); y Villa (Mata, m.82).
Argentina: Sergio Romero; Coloccini, Demichelis, Heinze, Ansaldi; Maxi Rodríguez (Lavezzi, m.83), Mascherano, Gago (Cambiasso, m.74), Di María; Higuaín (Tevez, m.58) y Messi (Perotti, m.83).
Goles: 1-0, m.15: Xabi Alonso. 1-1, m.60: Messi de penalti. 2-1, m.85: Xabi Alonso de penalti.
Árbitro: Allan Kelly (IRL). Amonestó a Busquets (25) por España, y a Heinze (28), Coloccini (30), Ansaldi (41), Gago (61), Tévez (64) y Demichelis (81) por Argentina.
Incidencias: encuentro conmemorativo del centenario de la RFEF, celebrado en el estadio Vicente Calderón, lleno, con 54.000 espectadores en las gradas. Se guardo un minuto de silencio en memoria del portero alemán Robert Enke.

Imagen de wikipedia

Comparte este artículo