Joan Laporta pierde los papeles

Joan Laporta pierde los papeles
Comparte este artículo
Autor: 1

Resulta curioso comprobar cómo la actitud y forma de ser de determinadas personas cambia de forma radical según pasan los años y su presencia y repercusión mediática es mayor. Personas que llegaron a un puesto de responsabilidad gracias a un discurso plagado de buenas intenciones, pero que lejos de cumplirlas, se han convertido ellos mismos en el epicentro de su ideología.

laporta

Joan Laporta es uno de ellos. Poco queda del hombre que lleno de ilusiones logró ganar las elecciones para la presidencia del Barcelona. El éxito del equipo le ha cambiado. Mejor dicho, le ha desconfigurado. No soporta que los éxitos del equipo recaigan en todos menos en él. El triplete que lograron la temporada pasada, lo que supuso la mejor temporada en la historia del equipo azulgrana, será recordado como el triplete de Guardiola o el de Messi o Iniesta. Pero nunca como el triplete de Joan Laporta. Es más, pasará a los anales de la historia como que el Barcelona logró ganar todo a pesar del presidente.

Un hombre bipolar, capaz de ofrecer su mejor sonrisa cuando la situación lo requiere, pero que a la vez sorprende quedándose en calzoncillos en un aeropuerto víctima de un pronto ante un Guardia Civil. Echó a Sandro Rossell. Ha investigado a cinco vicepresidentes del club para ver cuál es el que más le interesa que sea su sucesor. Una línea de actuación llena de sombras que le ha llevado a ser enemigos de casi todos, menos de él mismo. Se quiere demasiado como para no gustarse. La última polémica saltó a la luz pública cuando se conoció que llamó imbécil al presidente de Extremadura. Quizá piense que todo el mundo va contra él. Que circulan en dirección contraria y que sólo él mantiene el rumbo correcto. Por fortuna ,en junio termina su mandato.

Imagen: Wikipedia

Comparte este artículo