Flavio Briatore sancionado de por vida

Flavio Briatore sancionado de por vida
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Pintan bastos para Briatore. La situación es bastante mala para el que fuera capitán general de Renault, que se ha visto como el principal perjudicado por el escándalo del accidente de Piquet. Desde nuestro blog de deportes analizamos la cuestión: Flavio Briatore sancionado de por vida.

Flavio Briatore

Ahora vendrán los defensores a ultranza y los detractores argumentando con pros y contras la decisión del Consejo Mundial del automovilismo, cuyo presidente, Max Mosley, ha declarado inocente a Fernando Alonso y ha culpado a Flavio Briatore.

La polémica está servida y a buen seguro que Briatore no se va a quedar de brazos cruzados. De momento, no se ha manifestado al respecto, pero con el tiempo es posible que pueda emprender algún tipo de acción judicial.

Pero Mosley, que tuvo un papel protagonista en la sede de la FIA (Plaza de la Concordia, París, lugar en el que se celebró la comparecencia), junto con su Consejo, sentenciaron que Flavio Briatore estaría inhabilitado para cualquier competición por un período ilimitado. Asimismo, dijeron que le suspenden la superlicencia a cualquiera de sus pilotos.

Por otro lado, Pat Symonds, que también estaba implicado en la supuesta trama de favorecer a Fernando Alonso, ha sido sancionado con cinco años de suspensión, mientras que el equipo Renault no ha tenido ningún tipo de sanción. Eso sí, de momento la cuestión no afecta para nada a Renault, pero lo que sí se ha dejado claro es que si el equipo reincide en algún tipo de comportamiento similar, se tomarían otro tipo de medidas. Tampoco se le ha puesto ninguna multa a la escudería.

Por tanto, estaremos a la espera de los movimientos que pueda hacer Flavio Briatore después de la sanción de por vida que ha recibido, después de que el accidente de Nelsinho Piquet dejara el camino libre a Alonso en el Gran Premio de Singapur, bajo una supuesta presión y conspiración de Briatore y Symonds.

Imagen de wikipedia

Comparte este artículo