El muro de octavos vuelve a destrozar al Real Madrid

El muro de octavos vuelve a destrozar al Real Madrid
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La afición más exigente y cruel del mundo, despidió a su equipo con una gran pitada. Adiós a la Champion League. No sirvieron para nada más de 200 millones para rehacer un equipo que no funciona y que vuelve a caer en octavos como siempre. Cuando algo es reiterativo, es que algo no funciona, hay enfermedad, adicción al fracaso, o miedo a la pesadilla.

Madrid Champions

El partido empezó sonriendo a los blancos, un golazo de Cristian Ronaldo parecía que abría la lista con pinta de goleada a los 5 minutos del comienzo. Luego se quedó solo. Pero en realidad el Madrid no supo aprovechar esa ventaja inicial, ni juega como equipo, el pase de Guti fue magistral para que el portento portugués marcara, vimos como la pelota se detenía en su trayectoria justo al tocar el césped, esos detalles grandiosos son los que hacen brillar a un astro del futbol, pero no hace un equipo.
El lyonés no es precisamente de los mejores y más fuertes equipos de Europa, pero ahí está, demostrando que la estrategia y el equipo, funcionan más que un super jugador, que al final es humano y falla. El Olympic de Lyon no se achantó frente a un gol, porque aparte de todo sabían que si el Madrid no marcaba, si metían un gol en la segunda mitad sería muy difícil remontar, y así fue.

El equipo blanco se volvió gris, como es habitual y empezaron a desaparecer jugadores, posiblemente se fueron metiendo en el mismo baúl en el que dormita Benzema, alguien recuerda el gran fichaje francés?. Higuaín se desdibujó y falló 2 goles claros, todo habría cambiado, Kaká ni apareció, no termina las jugadas y se empecina por entrar siempre por el mismo sitio, y suele ser el más difícil, Guti dio sus 2 genialidades para hacer como siempre, en su infantil cerebro debe pensar: “ Ves? Guti Haz, para qué voy a seguir dando tanto pase de lujo, si no los aprovechan”. Y se tira de cabeza al baúl, parece contagioso y en la segunda parte cambió todo Pjanic metió un gol cuando faltaban 17 minutos y se vió perfectamente la estrategia y la astucia del que dirige un equipo con fundamento, sin estrellas, con hombres en una perfecta formación, con una acción de equipo férreo.

El Bernabéu no va a permitir que un equipo como el Real Madrid, continue  dependiendo de jugadas individuales, esto propicia su eterna costumbre, la firma de este vestuario, todos son tan buenos que piensan que el otro resolverá, “ Ahí está Iker para pararlo”. No puede chocar contra el mismo muro cada año, 6 años tropezando con la misma piedra y en el mismo sitio, el mismo fantasma. Y ya empezamos con lo mismo, cortar la cabeza del entrenador, que si se puede cortar más arriba. A mirar a la liga como consuelo, pero ese no era el objetivo del presidente blanco, La Champion era el punto de encuentro, una final en el Bernabéu que prometía ser todo un espectáculo y que se ha ido como agua entre los dedos. Ya pueden hacer equipo en la liga si quieren seguir el ritmo, no va a ser fácil, no pueden perder ni un partido y eso no es algo que este equipo sepa hacer, se desmoralizan y se caen como niños, y critican y se enchisman como demostraron en el túnel al final del partido. Adiós a la Champion por parte del mejor equipo del mundo. Es tan bueno que el mismo Real Madrid es su propia bestia negra.

Imagen de wikipedia

Comparte este artículo