El conflicto de Del Bosque contra el Real Madrid (I)

El conflicto de Del Bosque contra el Real Madrid (I)
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El hombre más tranquilo del mundo ha metido los pies en un charco. Vicente del Bosque destaca por su prudencia y su humildad a la hora de hacer declaraciones. Conoce su profesión como pocos y por eso es enemigo de las polémicas. Pero hay algo que le saca de sus casillas.

bufandas

Cuando alguien le pregunta sobre el nuevo proyecto de Florentino Pérez  se desconfigura y muestra un resentimiento oscuro en sus palabras.

Florentino Pérez y Valdano decidieron no renovarle en el Real Madrid cuando terminó su contrato. Básicamente le consideraban que su figura y métodos no encajaban dentro un modelo galáctico. El aval que tenía Vicente eran dos Copas de Europa y dos Ligas. Sin embargo, también había muchas dudas sobre su forma de trabajar. Sus críticos aludían que no trabajaba suficiente y que rendía pleitesía a un vestuario que tenía demasiado poder. Hasta Ronaldo era feliz con los entrenamientos de Del Bosque.

El que era entrenador blanco siempre ha sacado pecho del trabajo que hacía con la cantera. Pero si se analiza sus estadísticas con frialdad te das cuenta de que la realidad dista bastante de lo que se vende. Actualmente, no hay ningún jugador que subiera del filial cuando él estaba en el banquillo blanco. Sus dos mejores apuestas fueron Raúl Bravo y Paco Pavón.

El primero de ellos jugó la pasada temporada en el descendido Numancia tras fracasar en su aventura por Grecia. El segundo, tiene como mérito haber dado su nombre para bautizar el modelo de Florentino de Zidanes y Pavones. Actualmente es suplente en el Zaragoza, que la última temporada jugó en Segunda División.  Incluso tiene el dudoso honor de convertir a Iker Casillas como suplente durante un par de meses para dejar como titular a César. La fortuna se alió con él porque una lesión del actual guardameta del Valencia permitió convertir a Iker en el héroe junto a Zidane de la Novena Copa de Europa conseguida ante el Bayer Leverkusen.

Imagen: Bajo licencia CC

Comparte este artículo