Bronce de España en el Campeonato del mundo de balonmano

Bronce de España en el Campeonato del mundo de balonmano
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Después de 2 semanas de torneo, este domingo llegó a su fin un gran campeonato del mundo de balonmano. Si se puede decir, diríamos que con dos grandes vencedoras. Sin duda, una sería la gran campeona del mundo, la selección francesa, que hizo valer su condición de gran favorita y revalidó su título conseguido hace dos años en Croacia. Como segunda vencedora podemos señalar a la selección española. Un equipo que no estaba entre los favoritos para las medallas y sobre el que había muchas dudas antes de empezar la competición y que con un gran juego y realizando un gran mundial se ha hecho acreedor a esa medalla, con una sola derrota contra Dinamarca en las semifinales y siendo el único equipo al que no ha ganado Francia.

logo suecia1

España después de dos primeras fases brillantes con 6 victorias y tan sólo un empate contra Francia llegaba a las semifinales habiendo ya cumplido con las mejores expectativas y con la tranquilidad de no tener nada que perder. Así se presentaba contra otra de las selecciones favoritas, la danesa, en el partido del viernes de semifinales. El equipo español, como durante todo el campeonato, hizo un derroche de fuerza, de esfuerzo y de no rendirse jamás. A pesar de no ir nunca por delante, no dejó que el equipo danés pudiera sentirse tranquilo ni se escapará y teniendo opciones hasta el final del partido. Al final tanto esfuerzo pesó y en los minutos finales el equipo de Dinamarca estuvo más acertado pudiendo imponerse por 24-28. España había hecho un gran partido pero no había podido vencer a un grandísimo equipo.

En la otra semifinal , Francia cumplía los pronósticos y vencía a la selección anfitriona, Suecia, no sin dificultades por 29-26 y con un grandísimo Bertrand Gille, que anotó 8 goles en una actuación portentosa.

Quedaban establecidas así para este domingo final y tercer y cuarto puesto. España tenía que enfrentarse contra un gran rival, Suecia, y contra 10.000 aficionados que llevaban en volandas a su selección. Pero España, no se dejó ni amilanar por el empuje del equipo sueco ni de su afición y acabó imponiéndose en un grandísimo partido de los de Valero Rivera por 24-23 en un final apretadísimo. El partido fue un fiel reflejo del espíritu de equipo y lucha de esta selección durante todo el campeonato. Así España, consigue su segunda medalla en unos campeonatos del mundo, después del oro de 2005 en Túnez.

españabal1

Quedaba ya solamente, y lo que es más importante, saber el campeón del mundo. Gran final la disputada por una joven Dinamarca y la favorita y veterana Francia, que contaba con el mejor jugador del mundo y también del torneo, Nikola Karabatic (10 goles en la final). Así , no fue suficiente con los 60 minutos reglamentarios, y se tuvo que recurrir a la prórroga, para dilucidar el campeón. Al final, Francia ganó por 37-35 en un gran final de un extraordinario campeonato.

Dentro de dos años tendremos una nueva edición del Campeonato del mundo de balonmano, en la que España tendrá mucho que decir, después de su gran actuación en Suecia y por su condición de anfitriona.

Comparte este artículo