El Barcelona desnuda al Real Madrid

El Barcelona desnuda al Real Madrid
Comparte este artículo
Autor: 2

En el Santiago Bernabéu no se vio un partido de fútbol entre el Real Madrid y el Barcelona. Visto el resultado se vio un partido de tenis. Un 6-2 a favor del equipo azulgrana que deja bien a las claras qué entidad fue superior. El monólogo del equipo entrenado por Guardiola que contó con la complicidad de los jugadores blancos, que en esta ocasión se dejaron el orgullo en el vestuario.

foto: Dakinho

foto: Dakinho

Quizá el problema fue que los de Juande Ramos empezaron ganando el encuentro con un gol de Higuaín. El Madrid no sabe jugar cuando el resultado le es favorable. Todo lo contrario, cuanto mayor es la necesidad de recurrir al milagro mayor son las posibilidades de salir victorioso. La noche del sábado será histórica. Cada año que se repita el clásico, se repetirá el encuentro y los goles del mismo.

Para los azulgranas, entrará como uno de los capítulos más brillantes en su ya centenaria historia. Sin embargo, para el equipo de Concha Espina será una de las más negras.

Es curioso el mundo del fútbol. Lo que más influye son los valores intangibles. Aquéllos que no se ven pero que se sienten y marcan las diferencias. Importa mucho el estado de ánimo, ¿Cuál es la mejor forma de medirlo? Viendo la mirada de los jugadores. Cuando los ojos no tienen un objetivo y señalan hacia el infinito suele ser mala señal. Y si no que se lo digan a los blancos, que ya no saben a dónde mirar. Se han quedado sin el objetivo de luchar por ganar el campeonato liguero. Los azulgranas miraban con orgullo, con autoridad, sabiéndose superiores a su rival. Sus ojos brillaban cada vez más.

Con cada uno de los seis goles empezaron a saborear el primer título de la temporada. Una Liga que puede ser la primera de las tres hojas que forman el triplete al que aspiran. La Liga de Campeones la conseguirán si ganan los dos próximos partidos. La Copa del Rey será suya si ganan al Athletic de Bilbao. Si ganan esos tres encuentros firmarán la mejor temporada de la historia del conjunto azulgrana. Yo apuesto que sí.

Imagen

Comparte este artículo