El Atlético se empeña en llevar siempre la contraria

El Atlético se empeña en llevar siempre la contraria
Comparte este artículo
Autor: Comentar

El Atlético de Madrid es un especialista en buscar situaciones de riesgo. Parece que falla a su propia historia si lograra hacer las cosas sin más. En el equipo de la orilla del Manzanares ese método no vale. Tiene que tener más gracia. Es tan sencillo y fácil a la vez como hacer siempre lo contrario de lo que se espera. Pero cuando hacer lo contrario de lo que se espera es lo que se espera, entonces, sólo entonces, aplica el sentido común a sus intereses.

atleti

Después de la pretemporada en la que pasaron la fase previa de la Liga de Campeones ante un correoso equipo griego que siempre te puede sorprender, los analistas deportivos había cábalas y especulaban sobre el morbo que daría ver a los rojiblancos jugando la final de Champions en el templo de su eterno enemigo, el Santiago Bernabéu del Real Madrid. Se olvidaron que entre medias hay una liguilla, un partido a ida y vuelta de octavos, otros dos de cuartos de final y los dos de semifinales. En total son doce encuentros que pasaron desapercibidos. Delito aún más grande si se tiene en cuenta los precedentes.

Pues efectivamente, cuando sólo faltan dos partido para terminar la Liguilla inicial, el Atlético de Madrid ya está eliminado y lucha para clasificarse para una competición menor como es la Uefa League. ¿Sorprendente? Para mí no. Otro ejemplo. En la Liga doméstica los rojiblancos estaban entre los favoritos que podían dar un susto a los todopoderosos Barcelona o Real Madrid. El dúo de ataque Kun Agüero y Diego Forlán tienen pólvora suficiente como para derribar cualquier defensa rival. El objetivo no era clasificarse de nuevo para la Champions. No, era ganar la Liga. En la jornada once no hay que indicar otra cosa que no sea su posición: decimoctava, en puestos de descenso a Segunda.

Imagen: bajo licencia CC

Comparte este artículo